13 consejos para crear contenido interesante y atractivo para tu audiencia

Por | 2018-02-19T11:21:50+00:00 18/01/2018|Categorías: Social Media|

¿Tienes una web bien construida, responsiva, optimizada para SEO, bonita, cuidada y no consigues tantas visitas como necesitas? ¿Actualizas periódicamente tu blog pero no te leen lo que esperabas y nadie deja comentarios? ¿Creaste tus perfiles en Facebook, en Twitter, en Instagram y en todas las redes sociales que te recomendaron los expertos y compartes contenido pero no consigues que tu comunidad crezca?

Si lo estás haciendo todo bien y no ves los frutos, probablemente uno de los motivos fundamentales es el contenido que compartes.

Pero ¡ánimo! Ya tienes mucho camino recorrido, tienes el terreno abonado y preparado para triunfar, solo hay que pulir ciertos aspectos para conseguir que tu marca brille en internet. Por eso te ofrecemos 13 consejos para crear contenido interesante, atractivo y que genere fidelidad en tu audiencia.

1. Conoce bien a tu audiencia. A lo mejor piensas que “esto le gusta a todo el mundo” o estás elaborando tus textos con un tipo de lenguaje que no engancha al público al que te diriges. Por eso, lo primero que tienes que hacer es elaborar el perfil concreto de tu público objetivo. Quién ese tu cliente o potencial cliente, cómo es, cuántos años tiene, cuál es su sexo, qué le gusta, qué edad tiene, cómo vive, dónde vive (en una gran ciudad, cerca del mar, en una zona rural), cuáles son sus intereses, qué hobbies tiene, practica algún deporte o actividad de forma habitual, cómo se relaciona con sus semejantes, qué tipo de lenguaje utiliza, qué otras páginas web visita, qué consume, a qué horas se conecta o consulta sus perfiles en redes sociales. Cuando seas capaz de responder a todas estas preguntas con total seguridad y tengas una especie de “retrato robot” de tu seguidor / cliente / potencial cliente –incluso le puedes poner nombre si quieres; te sonará a guasa, pero te aseguro que hay gente que lo hace–, entonces ese será el momento en el que ya le conoces de verdad, y cuando le conozcas estarás en disposición de enamorarle.

2. Personaliza y humaniza tu comunicación. No se trata tanto de que seas como un telediario, que cuenta las noticias de manera aséptica, tenemos que contar historias, infundir nuestro carácter en aquello que expresamos al mundo, también en internet.

3. Ten en cuenta tu experiencia. ¿Qué contenidos de los que has publicado han sido los que mejor te han funcionado y por qué? Si analizas esto, puedes optar por comprobar si repitiendo el mismo tipo de estructura o de publicación consigues el mismo efecto. Pero ojo, ve comprobando, midiendo y analizando para asegurarte.

4. Haz un calendario, organiza, estructura y lleva un control. Si organizas el contenido que vas a elaborar tanto para redes como para tu web o blog, dejarás menos opciones a la improvisación o al azar. En ocasiones es bueno improvisar, pero si dejas todo el tiempo vía libre a la improvisación corres el riesgo de no controlar la situación, sentirte inseguro, tener una crisis de inspiración y no saber qué escribir, y eso amigo mío, es estar abocado al fracaso. Organiza tu contenido por días, piensa en qué quieres contar aunque no le des la forma definitiva todavía, elabora un calendario de contenidos semanal o mensual que te ayude a tener claro qué publicar cada día.

5. Estate a loro de la actualidad y las tendencias del momento. Parece que esto se contradice con el punto anterior, pero no. Ya te avanzaba en el párrafo de arriba que hay ocasiones en las que es bueno improvisar y esta, sin duda, es una de ellas. Aunque no es improvisar del todo, es improvisación con cierto control. La gente siempre quiere estar al día de lo que ocurre y conocer las tendencias del momento. Bien, pues ofréceselo tú, que no se tengan que ir a buscarlo a otro sitio y sé también el reflejo de lo que se dice en el mundo. Además, seguro que en un gran número de momentos podrás adaptar ese hecho actual y noticiable con algo relacionado con tu negocio o producto. Y si no, le puedes dar tu propio carácter, imprimir tu sello personal como marca que eres. Cuidado siempre con no verter opiniones personales que no estén alineadas con la misión, visión y valores de tu empresa; en tus canales digitales y sociales de comunicación habla tu marca y no tú directamente.

6. Recupera posts o artículos antiguos en otros momentos del año. Hazlo a otras horas distintas y prueba. Al final generas un montón de información que no tiene por qué morir nada más nacer. Si tienes un blog, puedes promocionar los mismos artículos varias veces en tus redes sociales, cambia el copy, dale otro enfoque, pon la atención en otra parte del artículo, resalta otra frase diferente, dale la vuelta y publícalo de nuevo. Muchas veces la segunda vida tiene más éxito que la primera. Cree en la reencarnación de tus artículos y que vivan varias veces. Y con más razón si algo ya ha funcionado una vez, ¿por qué no volver a usarlo?

7. Días mundiales, internacionales y efemérides. Siempre hay acontecimientos, días especiales y efemérides que celebrar. A todos los gusta saber cuándo es el día internacional de los gatos o el cumpleaños de nuestro artista favorito. No es necesario que celebres al tuntún todos esos días. Solo recoge aquellos que tengan algo que ver con tu negocio, que te hagan ver que posees una filosofía y una conciencia social corporativa, aquellos en los que se celebre algún logro importante del ser humano. Una vez selecciones los que más se adecúen a tu forma de ser (como marca), observa de qué forma te puedes vincular a ellos y entonces comunícaselo a tu público a tu manera.

8. 3 puntos clave: creatividad, copywriting y storytelling. Este es uno de los puntos más importantes de este artículo. La creatividad y la imaginación son claves en esto de generar contenidos, no solo ser creativos a la hora de pensar en qué publicar, sino que además hay que tener creatividad a la hora de elaborar los textos (copywriting), redactando textos atractivos, persuasivos y que hagan las delicias de los usuarios que nos siguen. Además, no solo queremos contar lo que hacemos, sino que queremos contar una historia que llegue al corazón de la gente y que haga que nos elijan por encima del resto de opciones (storytelling). Todo este conjunto de prácticas, bien realizadas, se traducirá en más interacción, más engagement y, por extensión, más conversión. Sin duda, invertir en este apartado será todo un acierto para tu empresa.

9. Usa y cuida las imágenes y los vídeos. Hay que cuidar tanto el texto como el diseño de tus creatividades, el tipo de fotos que usas o la calidad de los vídeos. Estos elementos tienen tanta o más fuerza que tus textos. Los mismos puntos anteriores son aplicables a los vídeos e imágenes que publiques en tus medios.

10. Escucha activamente, pide opinión a tus usuarios Ya te comentamos que la mejor fuente de contenido es tu audiencia. Por eso no está de más que pidas su colaboración, incluso que realices encuestas o que solicites su ayuda para decidir ciertos contenidos a ofrecer.

11. Haz brand content o marketing de contenidos y genera contenido interesante pero relacionado con tus servicios. Alimenta la necesidad de conocerte y saber más sobre ti.

12. Busca fuentes de información, investiga. Esto es lo que se conoce como curación de contenidos. Ya te dimos un montón de herramientas para encontrar fuentes de contenido en la red. Como siempre hay que organizarse y seleccionar los temas interesantes.

13. Ofrece contenido diferente en cada uno de tus canales. No hagas copy-paste. Cada red social tiene su idiosincrasia y sus claves para tener éxito. A propósito de este punto te recordamos los consejos que te dimos sobre los contenidos que mejor funcionan en Instagram, por si te inspira.

Y como siempre te decimos y nunca nos cansamos de repetir, mide, analiza, escucha, atiende.